Trabajadores de Tumán no aceptan a Oviedo

Por Alejandra Saavedra

Un ambiente peligroso se vivió en el distrito azucarero, desde muy temprano, debido a que cientos de trabajadores se reunieron en los exteriores de la empresa Agroindustrial Tumán, para manifestar su rechazo el retorno de la administración de la empresa Coali SAC vinculada al Grupo Oviedo.

Los manifestantes se atrincheraron en el interior de la azucarera para evitar la instalación, dispuesta por el juez Ari Terrones del Primer Juzgado Civil de Chiclayo.

Los trabajadores realizaron fuertes acusaciones en contra del grupo Oviedo, a quienes acusan de malos manejos en la empresa y de no pagarles sus salarios.

Entre que bombas lacrimógenas y perdigones, los manifestantes fueron dispersados por un numeroso contingente policial. Para esta diligencia más de 500 efectivos de la policía se hicieron presentes.

En este enfrentamiento cuatro trabajadores quedaron heridos y fueron trasladados hacia un centro de salud, mientras que una suboficial también recibió un impacto con un objeto contundente.

Tras horas de manifestación la secretaria judicial, Rosa Fernández Arrascue, ingresó a la azucarera custodiada por una muralla de efectivos de la policía, junto a la directiva conformada por Arnaldo Fernández Ayasta y Luis Mendizábal Mendoza. A pesar que trabajadores continuaron protestaron en los exteriores de la empresa.

La secretaria judicial y la nueva administración realizaron un recorrido en la fábrica azucarera, para posteriormente retirararse ante el rechazo y negación de los trabajadores hacia el grupo Oviedo y Becerril.